Han pasado varios meses desde que se publicó oficialmente El Libro Negro del Programador después de año y medio trabajando en este proyecto. Desde entonces he recibido muchos comentarios, la mayoría afortunadamente positivos (algunos también no tan positivos); en general, todo me hace pensar que los desarrolladores de software nos quejamos casi siempre por las mismas razones independientemente de dónde realicemos nuestra actividad (Chile, Venezuela, Brasil, España, USA, etc.) y que la manera de entender el desarrollo de software desde el mundo corporativo viene a ser muy similar en casi cualquier parte. Cuanto más grande sea la empresa y su nombre se parezca más a "Consultoría de servicios IT", más se pierde el carácter de artesanía (craftmanship) en el trabajo que se realiza, lamentablemente.

En cualquier proyecto siempre se aprende algo, en ocasiones muchísimo, todo depende de la actitud que afrontemos durante el mismo. Incluso si repetimos el mismo tipo de proyecto, siempre podemos encontrar mejores formas de hacer las cosas, por tanto, el que sepamos aprender y mejorar más o menos depende directamente de nuestra actitud.

Sólo mejoramos si tenemos una motivación interna para ello, nadie, ni nuestro jefe, ni nuestros compañeros, ni nuestra empresa, etc. nos va a hacer mejorar profesionalmente si antes no tenemos esa predisposición. 

Creo que el mejor valor que podemos aportar a nuestra organización es el de mantener siempre una actitud de aprendizaje y adaptacíon continuos y esto se debería apreciar y tener en cuenta en los departamentos de recursos humanos.

Mientras le daba forma al libro fui poniendo por escrito muchas gemas de sabiduría que quería compartir; al mismo tiempo, se asentaban en mí ciertas ideas al tiempo que profundizaba en otras. Escribir un libro es ya en sí mismo toda una lección de humildad y cada capítulo te pone a prueba.

Una nueva fase

Un artículo de Rafa G. Blanes

Después de año y medio, ya está disponible el libro completamente revisado y reeditado en todos los sites de Amazon, tanto en papel como en formato Kindle.

Me han preguntado recientemente que qué se puede esperar de El Libro Negro del Programador: muy resumidamente siempre digo que ojalá hace ocho o diez años alguien me hubiera hecho notar o advertido sobre ciertos aspectos del desarrollo de software, no necesariamente técnicos, porque se da la circunstancia de que cuando un proyecto falla, casi siempre lo hace por las mismas razones: mal talante técnico, desastre organizativo y de planificación, equipos no coherentes, falta de un mínimo de metodología y un largo etcétera, pero casi siempre son las mismas circunstancias.

¡Vamos llegamos al final del libro!

Después de más de un año dándole forma a El Libro Negro del Programador, ya es hora de darlo por cerrado y publicarlo oficialmente.

Como siempre he indicado a lo largo de los capítulos, su versión publicada en la web son adelantos: la versión final del libro tendrá los capítulos más desarrollados, con más ejemplos y además se incluirá una serie de capítulos inéditos, entre ellos el de conclusiones y uno que me gusta especialmente: el test del desarrollador de software altamente productivo.

Es sorprendente la cantidad de cosas que te planteas y re-planteas cuando escribes sobre los temas que te gustan y apasionan: una cosa es creer que sabes algo y otra muy distinta ponerlo por escrito para contárselo a otros, sobre todo de una forma que hasta tu abuela lo tendría que entender.

¿Por qué leer El Libro Negro del Programador?

Adquirir desde:
Amazon (kindle eBook / papel)
CreateSpace (papel)
PayHip (epub / mobi / pdf)

El libro negro del programador.com
Segunda Edición - 2017

Archivo

Trabajo en...