Me he encontrado en ocasiones algunos desarrolladores de software que, al menos aparentemente, se obstinan en hacer las cosas exageradamente complicadas. Tanto es así que parece que lo hacen como seña de identidad: cuanto más abstruso más demuestro lo bueno que soy. Digo yo que lo mismo iban por ahí lo tiros.

No obstante, la pregunta que hay que hacerse cuando escribimos una nueva pieza de código es, "¿lo entenderemos nosotros mismos dentro de un tiempo?", si la respuesta es afirmativa, la siguiente pregunta sería "¿lo entenderán los demás, aquellos que hereden para lo bueno o para lo malo este trabajo?".

Yo siempre digo que si el primer objetivo de un buen software es resolver algún problema y que le sea de utilidad a alguien, lo segundo es que debemos programar para que los demás puedan asumir fácilmente aquello que hacemos. Nada más ingenuo que pensar que cuanto más rebuscado hagamos el trabajo mayor la estima técnica que nos puedan tener.

¿Por qué leer El Libro Negro del Programador?

Adquirir desde:
Amazon (kindle eBook / papel)
CreateSpace (papel)
PayHip (epub / mobi / pdf)

El libro negro del programador.com
Segunda Edición - 2017

Archivo

Trabajo en...