Best Practices

Artículo disponible en epub y pdf:

Cómo usar repositorios de datosCómo usar repositorios de datos epub

 

 

Me llama mucho la atención cómo a lo largo de los años puedo haber trabajado en aplicaciones con .NET en C#, con javascript utilizando Angular y NodeJS, y también con PHP cuando estaba más centrado a hacer módulos en Drupal, y cómo con todos esos lenguajes con sus respectivos entornos de desarrollo se pueden aplicar las mismas buenas prácticas.

Hay veces que éstas se refieren a procedimientos de trabajo o al modo de estructurar un proyecto, otras hacen referencia a aplicar patrones de diseño e incluso antipatrones para detectar precisamente lo que no se hace bien. En otras ocasiones, son sencillamente prácticas habituales que hace la mayoría de la gente que usa una tecnología en particular (de ahí, por ejemplo, los proyectos de scaffolding).

Un buen proyecto software debe oler a buenas prácticas, de principio a fin, desde la arquitectura del mismo hasta la evolución de las funcionalidades que se le van añadiendo poco a poco.

Nada peor que una aplicación, proyecto o sistema en el que no se pueda ver claramente cómo están implementadas esas buenas prácticas.

Y es que además tienen algo en común: la mayoría de ellas son fáciles de implementar.

Y como me gusta escribir... pues voy a ir hablando de ellas, de aquellas con las que yo directamente he visto que tienen más impacto en la mejora de la calidad de un proyecto software.

Un aviso a navegantes: en muchas ocasiones los beneficios de estas recomendaciones no se ven claramente, ni siquiera en el corto plazo, y su impacto positivo a medio y largo plazo es más una cuestión sutil que sólo se aprende cuando has cometido todos los errores posibles y entonces se hace la luz y dices algo como, "ahora sí que lo entiendo".

Para mí la implementación de repositorios de datos es una de las prácticas más útiles en cualquier proyecto software.

Desde hace unos años participo en cierta medida en asuntos comerciales además de mi dedicación casi completa a dirigir un equipo de desarrollo, involucrándome, cómo no, en todo tipo de tareas técnicas, decisiones de diseño y arquitectura, toma de feedback de clientes, etc.

En este tiempo me ha llamado mucho la atención cómo bastantes clientes pontenciales de los productos que comercializamos se interesan por conocer el motor de base de datos que usa nuestro software. Los hay quienes le dan todas las bendiciones a SQL Server, otros que no cambiarían Oracle por SQL Server y unos pocos que nos han preguntado si el sistema podría funcionar con Cassandra (...). Nada que objetar, salvo su percepción completamente errónea de que el producto va a ser rápido y eficiente o lento y poco escalable según la base de datos que use, nada más.

Esta suposición, entendible para cierto perfil no técnico, la he visto también en otro tipo de perfiles muy técnicos y entendidos en software, para mi asombro.

¿Por qué leer El Libro Negro del Programador?

Adquirir desde:
Amazon (kindle eBook / papel)
CreateSpace (papel)
PayHip (epub / mobi / pdf)

El libro negro del programador.com
Segunda Edición - 2017

Archivo

Trabajo en...